Header Ads

SCHIAVO DURO CON GUTIERREZ Y FUNCIONARIOS

En la Cámara de Comercio e Industria de Bernal, junto a los candidatos a Concejales y Consejeros Escolares, autoridades nacionales y provinciales, Eduardo Schiavo, relanzó su candidatura a Intendente por UDESO con duras críticas a la actual gestión municipaL

(15/09/2011)- Schiavo afirmó, que, “nada ha cambiado en Quilmes después del 14 de agosto. Vivimos en una sociedad que hoy está postergada, pues tenemos un Intendente incapaz.
Si a mi me preguntasen si el Intendente es cómplice de la droga en nuestra ciudad, o si es consciente de la acción de la misma sobre los jóvenes, la verdad es que no sería capaz de decir que él es quien promueve ese tipo de acciones, pero lo que no me cabe ninguna duda es que muchos de sus actuales funcionarios y colaboradores, hoy forman parte de las redes que comercializan y distribuyen las drogas en la Quilmes.
Si a mi me preguntasen si el actual Intendente se beneficia con un mirada esquiva con respecto a los desmanes que hay en la nocturnidad quilmeña, contestaría, no me parece que -El Barba- sea el cómplice o parte de eso, pero sigue siendo el responsable de que en esta ciudad se intoxican miles de jóvenes todas las noches y todos los fines de semana, y no puede mirar al costado, o hacerse el pelotudo con lo que pasa en la nocturnidad.
Si a mi me preguntasen si el Intendente es cómplice de la inseguridad en nuestra ciudad, realmente me costaría mucho pensar que alguien que viene de tantas luchas personales, sea cómplice de esta situación, pero es imperdonable que habiendo tenido el dinero para colocar las cámaras de seguridad, instalar patrullas urbanas, para tener un compromiso y un seguimiento con la seguridad e cada uno de nosotros, hoy estemos mirando hacia los costados”
“No puede ser”,
aseveró Eduardo Schiavo, “ que nosotros paguemos lo que pagamos por tasas, y eso consta en nuestro presupuesto, para tener médicos, enfermeras y medicamentos, para que después los sectores más postergados de nuestra sociedad

padezcan la ausencia del Estado en la atención primaria y fundamentalmente en la previsión de nuestra salud. En el barrio La Paz charlaba con los vecinos y les transmitía cuál es mi idea de incluir, palabra que está tan de moda en el Gobierno Nacional, donde incluir parece que es subsidiar, donde incluir es: subsidio el desempleo, subsidio el gas, subsidio la luz, y entendieron que mi modelo de país no es ese, mi modelo es el que es capaz de crear empleo en serio, empleo genuino, ese que a mi me genera responsabilidades y obligaciones.
También expresó, “nosotros no vamos a discutir quién representa a Cristina en la ciudad de Quilmes, nosotros discutiremos el desorden del tránsito, los chicos que se nos mueren en el Materno Infantil de San Francisco Solano, lo indigno que es vivir en las tierras de Finexcor, que no podemos seguir viviendo a la vera de un arroyo, que no queremos más escuelas en las condiciones en que se encuentran las públicas, que no aceptamos más diez turnos por Unidad Sanitaria, y vamos a discutir que queremos recuperar la cultura y el deporte en nuestros barrios, nosotros no vamos a discutir una rosca de poder interno entre dos sectores en esta ciudad, discutiremos para mejorar la calidad de vida de los quilmeños.
Ellos están discutiendo el poder de los aparatos, el botín de la ciudad de Quilmes y nosotros queremos discutir cómo vamos a vivir, buscamos otra tipo de discusión porque nos da envidia, nos duele, como otras ciudades vecinas, crecen, se desarrollan, tienen planificación a corto, mediano y largo plazo, cómo pueden planificar y generar empleo en serio, que no estacionan en cualquier lado, que uno tiene derecho, pero también obligaciones, que aplicaron una ley para que la tracción a sangre se ordene y no invada la ciudad, cómo en otros lugares se respeta la pobreza, que no es lo mismo que alimentar la indigencia, porque la pobreza es digna y respetable, pero esto de subsidiar la política clientelar que termina agudizando la marginalidad y no estamos dispuestos a convivir con ella, la combatiremos, porque ésta es el resultado residual de lo peor de la política”.
Sobre el final reafirmó “tenemos un desafío, complejo, duro, no vengo a mentirle a nadie, no somos el aparato, no contamos con millones de pesos, no tenemos salarios, pero tenemos un desafío que está en cada uno de nosotros, hay que salir y construirlo, hay que estar en la calle, hablar con los vecinos, dar a conocer nuestra propuesta. Tenemos por delante una ciudad posible, que tiene infinitos caminos de crecimiento y de desarrollo, peleemos por las mismas banderas, tenemos un compromiso con el 50 por ciento que busca una opción distinta y lo seremos, a trabajar y a trabajar”.