Header Ads

EL MUNICIPIO NO HIZO EN JULIO LO QUE DIJO EN JUNIO

(31/07/2010)- Ante la furtiva conferencia de prensa realizada con notoria discriminación de periodistas, en la cual la Municipalidad de Quilmes anunció su decisión de traspasar a la Empresa Covelia el contrato por Servicios de Recolección de Residuos Domiciliarios en un sector del Distrito, la sola reiteración de la gacetilla de prensa emitida por la comuna el pasado 3 de junio, releva de todo comentario:
“ACUERDO ENTRE EL MUNICIPIO DE QUILMES, CLIBA Y EL SINDICATO DE CAMIONEROS. El Municipio de Quilmes, el Sindicato de Camioneros y la empresa CLIBA llegaron esta noche a un acuerdo que garantiza la continuidad laboral de los casi 200 trabajadores de recolección y barrido en el partido de Quilmes, luego del anuncio de la empresa Cliba de retirarse del servicio a partir del 30 de junio de 2010. Entre sus principales puntos, el acuerdo establece que:
- Cliba prorrogará el plazo de la finalización del contrato y continuará prestando el servicio hasta el día 31 de Julio de 2010.
- La Municipalidad se compromete, a los fines de garantizar la continuidad laboral de la totalidad del personal actualmente afectado a la recolección de residuos y barrido manual de calles, a la fecha de traspaso y/o transferencia, a que la continuadora y/o adjudicataria deberá absorber a la totalidad de los mismos, y en las mismas condiciones de trabajo que tuvieron hasta ese momento según listado vigente a la fecha.
El secretario de Medio Ambiente, Higiene Urbana y Turismo del Municipio de Quilmes, Claudio Olivares, sostuvo que “afortunadamente se ha llegado a un acuerdo entre las partes. En este sentido, cabe destacar que se trata de un conflicto entre una empresa privada (Cliba) con sus empleados. La realidad que se plantea hoy es que la empresa tiene la licitación ganada hasta el año 2011, pero se retira por su propia cuenta porque ha planteado que el servicio no le es rentable. Ante esa situación, el municipio tiene la obligación de defender los intereses de los vecinos y los trabajadores. Por lo tanto, decidimos que para seguir prestando el servicio No vamos a convocar a una nueva licitación o a una nueva empresa sino a municipalizar el mismo a través de una figura jurídica que nos permita prestar el servicio de recolección, pero sin una empresa de por medio. Es decir que el Municipio cubrirá el retiro unilateral de la empresa privada sin poner en riesgo ni la continuidad laboral ni el nivel salarial de ninguno de los actuales recolectores. La municipalización le va a significar un abaratamiento a la comuna (brindando la misma calidad de servicio) porque no va tener la ganancia empresarial, no va existir el impuesto del valor agregado, por lo tanto es un ahorro de entre 25% y 30%”. Quilmes, 3 de junio de 2010. “