Header Ads

BAJO VIAS AL DIA; el tiempo pasó...




(13/05/2016)- Mientras siguen retirando las interferencias “dentro del plazo estipulado”  la obra de Espora-Avellaneda,  transita su historia de más de cuarenta años atrás.  
Aunque  los cosquilleos vecinales comenzaron  en los tiempos del señor Villordo, cuando irrumpió con sus adeptos en el inolvidable acto de “La Moreno” presentando como novedoso, el proyecto que ya había sido pagado por la anterior administración, la del señor Geronés.
El tiempo pasó... llegó el señor Gutiérrez, lo retomó y,  puñetazo de por medio  (sobre una mesa del club Bernal)  impuso su poder político para dirimir una discusión técnica.  Lo licitó en Vialidad Provincial el 22 de julio de 2010, con un  presupuesto  de $ 22.052.247,=  y lo adjudicó  (de mentiritas, porque la anularon)  a la empresa Fontana Nicastro por  $ 26.358.651,=
El tiempo pasó... dos años más tarde, luego de haber anulado esa licitación (la de mentiritas), el mismo señor Gutiérrez  reflotó la cosa y recalculando, hizo un nuevo llamado el 10/10/2013  -esta vez por 79 millones- (bien por el cálculo: 257 % de aumento en aquellos dos años). Y lo adjudicó  otra vez a la misma empresa  en  81 millones de pesos, con  cargo al gobierno  nacional.

El tiempo pasó... y el señor Gutiérrez también.
Llegó el señor Molina y tras denunciar desajustes administrativos y técnicos, reconfirmó una reanudación  de la gran obra... ahora regularizada al punto tal que tenemos que creer en los últimos  plazos fijados: En junio decimos chau a las interferencias y a fin de año brindamos bajo las vías.