Header Ads

SCIAN DESDE SU RETIRO PROFESIONAL


 
(14/10/2013)- El ingeniero Elido Scian, pisando ya sus noventa años de edad y constituido en el vecino legendario de Barrio Parque, con una  larga trayectoria  profesional y acreditada experiencia en trazados, proyectos y construcción de trece pasos bajo vías desde 1962, incluidos los de las calles Alberdi  y Saavedra de Quilmes  y otros en Berazategui, La Plata, Lomas de Zamora, Lanús, Temperley, Vicente López  y San Isidro, además de los de Bernal y Don Bosco y la bajada de la autopista;  no obstante estar ya totalmente retirado de la actividad, ha entregado a esta redacción una apreciación actualizada sobre este  nuevo intento del gobierno municipal para construir el bajo vías en Espora-Aevellaneda.

Este pronunciamiento del legendario Scian, titulado EVITAR UN  DESASTRE  URBANÍSTICO...” comienza expresando “Los arquitectos municipales ,no habilitados para estas obras  -que deben estar en manos de ingenieros civiles o viales-  no tienen escrúpulos en desestimar aspectos como;  el cambio de mano de la calle 25 de Mayo, que obliga a una mayor concentración del tránsito en la zona y obstaculiza el acceso y salida de la comisaría, facultad  y biblioteca . El embotellamiento para ingresar al túnel desde el sur por su boca en San Martín y 9 de Julio y su correspondiente  dársena.  Salida hacia el norte en  S.Martín  cerca de Zeballos, debiendo eliminar la añosa arboleda, bajo promesa de reponerla, no obstante  que todo el sector quedará pavimentado. Como así también la complejidad del giro hacia el sur.  Dejar a Villa Cramer con acceso solo desde Caseros y desde doble mano de la calle Uriburu  frente a la estación y la calle Estrada.  Aislamiento del polo educativo en Espora y O’Gorman.

 Acceso a la estación de bombeo de AySA sin resolver.

 Peligro en rampas con profundidad de siete metros y curva  de 90 grados (sobre el río subterráneo).  Interferencias de redes de servicios públicos (red  telefónica troncal, cañerías de gas, agua y cableados de alta tensión, todavía sin estudios ni previsiones en los pliegos, dejando las soluciones y costos a cargo de la empresa adjudicataria.

El pronunciamiento  de Scian culmina marcando las diferencias técnicas, urbanísticas y económicas entre este paso nuevamente licitado y los por él proyectados en Plaza Suiza y en Don Bosco, los cuales, según sus estimaciones, costarían en conjunto, la tercera parte de los ochenta millones calculados para esta nueva licitación en Espora-Avellaneda.