Header Ads

ELECCIONES QUILMEÑAS 2011(análisis I)

(24/10/2011)- El padrón del Partido de Quilmes, habilitó para votar a 406.764 ciudadanos, de los cuales -con el 96,75 % de las mesas escrutadas- votaron afirmativamente 315.009, lo que equivale a que 91.755 no votaron ( el 25 % del padrón). Lógico es deducir que entre ellos se encontrarían los muertos recientes, enfermos, imposibilitados, ausentes etc. Pero también, no menos lógico es imaginar que en esos más de noventa mil votos no emitidos, algún porcentaje de votantes habilitados no habrían querido hacerlo. Ni por Gutiérrez ni por los demás.
Suspicacias al margen, es una cifra considerablemente abultada como para imaginar que responda a un total de muertos, enfermos, imposibilitados y ausentes.Pero como los que no votaron, para la Ley “no corren”, analicemos a los que sí lo hicieron. De ellos, 187.780 votaron por Cristina (59,61 %) y 127.149 por la oposición (40,65 %). Además, de los datos circulantes al día de hoy, se sabe que el ahora Intendente reelecto, Francisco “barba” Gutiérrez, logró su histórica reelección con aproximadamente 111.500 votos, que serían el 35,4 % de los votos emitidos. Si bien nada ni nadie podrá objetarle tan legítimo y constitucional triunfo, el “barba” no habrá de ignorar que sus guarismos le dicen que; la Presidenta fue preferida en Quilmes por 76.100 voluntades más que él. Que la dispersada oposición logró en total 15.649 votos mas que él y que sumados (Cristina sin él, mas oposición) alcanzan a ser 203.249 voluntades que no lo votaron a él. Le queda entonces una realidad que -dentro de los que fueron a votar- 111.500 lo prefirieron a él y, casi el doble, no lo prefirieron.
Si a esto, algún empedernido de los números le computara solo un tercio de aquellos que, estando en el padrón, no llegaron a las urnas, le haría “correr” otros 30.000 ciudadanos que tampoco lo votaron. Entonces, el empedernido antes mencionado afirmaría que la histórica reelección, fue apoyada por 111.500 ciudadanos y no la apoyaron 233.249. (N.de la R. estas cifras podrían ser modificadas con posteriores cómputos, pero no las tendencias)