Header Ads

SOLUCION POLITICA PARA UN TEMA LEGAL Y TECNICO

(31/12/2010)- El éxito que el intendente Gutiérrez celebró el 15 de diciembre en el Club A. Bernal, junto a los vecinos de la Plaza Suiza, sus colaboradores y allegados, no tiene todavía el sabor a victoria final y definitiva. La “decisión política” célebre frase que seguramente quedará en la historia, deberá consolidarse. Los aplausos y la euforia futbolera de aquella noche que también la historia recordará, no alcanzó para consolidar la decisión en sus aspectos legales y técnicos. Luego de la crónica del desarrollo, viene ahora el análisis del tema.
En primer término, la ya citada “prolija explicación” del arquitecto Marchesini, tuvo también cierta dosis de habilidad marquetinera que le permitió vender la idea favorecido por el respetuoso silencio inicial de los vecinos. Pero ese silencio no resultó comprador masivo del producto oficial. Los mensajes de Scian, quedaron en la abundante folletería que se entregó a cada uno de los que llegaban al Club de Barrio Parque. La mayoría de los presentes, junto a algunos allegados al municipio, festejó la decisión del jefe comunal, pero también se guardó ese folleto al que ningún funcionario técnico dio respuesta concreta. De ello se desprende que, lo “políticamente” resuelto, en lo legal y técnico tiene todavía un trecho por recorrer. Fundamentalmente la falta de respuesta municipal a una carta documento. Según fuentes consultadas, luego de la reunión esa carta también habría sido girada a las mas altas autoridades de Vialidad Provincial y también de la Gobernación, al igual que al Ferrocarril Roca y AySA.
Ante esto, la inquietud general se acrecienta, por cuanto la necesidad de contar con el primer bajo vías en Bernal podría sufrir impensadas postergaciones. Y esa es una alternativa que a nadie conformaría, dado que todos, quieren un primer paso y lo más rápido posible.
De nada vale, de ahora en más, alentar otro capítulo del mayor enfrentamiento entre vecinos de Bernal iniciado hace ya varios años con pedradas para impedir la plantación de un arbolito, incontables cambios de notas, volantes y reuniones que a través del tiempo vienen superando varias Administraciones Municipales. Solo vale alentar una rápida solución. De no ser posible, volveríamos a la triste historia del no hacer nada a la sombra de diatribas buscadoras de culpables.
Si las supuestas falencias denunciadas se convirtieran en reales y si los funcionarios provinciales con responsabilidades técnicas se pronunciaran en contra de los argumentos esgrimidos por el equipo de la arquitecta Roxana González ( Secretaria de Obras Públicas municipal) . Y si lo mismo ocurriera con los pronunciamientos solo anunciados y no demostrados de AySA y Ferrocarriles, nos encontraríamos ante otra realidad, la de los que no habrían logrado hacerse escuchar en la noche del Club Bernal.