Header Ads

EL BAJO VIAS SEGUIRA DEBATIENDOSE

(26/11/2010)- Con resultado negativo, se llevó a cabo la reunión por el bajo-vías de Espora-Avellaneda. Mucho para olvidar y poco para avanzar, dejó lo ocurrido en la tumultuosa noche del 25 de Noviembre.
Todo comenzó con el informe brindado por la Secretaria de Obras Públicas, arquitecta Roxana González, quién luego de un detalle ya conocido de relevamiento zonal, con proyecciones de vistas parciales y fragmentos poco entendibles para la mayoría de los presentes, presentó el proyecto del bajo vías, que ahora mostró apto también para camiones. Este informe sufrió repetidas interrupciones por parte de vecinos que no atendieron el pedido previo de la funcionaria a ser escuchada en toda su explicación.
Seguidamente el Secretario de Medio Ambiente, arquitecto Claudio Olivares se refirió al punto álgido del tema; el estudio del impacto ambiental. Lamentablemente, lejos de atenuar los ánimos, sus palabras produjeron airados reclamos de algunos vecinos, con puntuales expresiones de reproches en torno a la falta de respuesta a pedidos de informes vecinales, produciéndose desordenadas discusiones que hicieron peligrar la continuidad del acto. En medio de un acalorado clima, Olivares aceptó que la obra no se podrá iniciar sin la aprobación del tan vapuleado Estudio de Impacto Ambiental que -lo mostró- se encuentra en su poder en proceso de elaboración.
Cuando el desorden reinaba, un vecino, en enérgica reac ción obligó a que se permitiera el uso del micrófono también a los que no eran funcionarios. Allí la cosa pudo ser relativamente encaminada. Luego, con la llegada del Intendente Municipal, se produjo otra alternativa que obligó a Gutiérrez a tomar inmediata intervención en el debate, rechazando, en lo que a él respecta, los conceptos de “autismo oficial” pronunciados por un conocido vecino que fue masivamente aplaudido, quién denunció también la falta de respeto de Olivares hacia una vecina, a la que el funcionario puso en duda la veracidad de sus palabras. También Gutiérrez, tras haber afirmado su convicción de que Espora-Avellaneda es el lugar indicado para construir el Bajo Vías, aclaró enfáticamente que si existiera otra forma superadora de este proyecto oficial, la consideraría sin dilaciones. Luego, comenzó a producirse el retiro de varios asistentes, entre ellos, los representantes de la Asociación de Ingenieros del Suburbano Bonaerense, quienes no obstante la activa participación en la anterior reunión realizada en La Moreno, en esta oportunidad no debatieron ni realizaron preguntas formales, solo tuvieron algunas reacciones espontáneas.
Cuando la sala había quedado parcialmente despoblada, se le cedió el micrófono al legendario Elido Scian, quién reiteró sus ya conocidos conceptos lapidarios para con el túnel en Espora-Avellaneda y su convicción, como vecino y profesional, de que se debería descentralizar el problema, comenzando por los extremos (Plaza Suiza y Don Bosco) en contradicción con lo sostenido por la arquitecta González. También Scian, cosechó fuertes aplausos al afirmar que su proyecto de Plaza Suiza costaría la sexta parte de lo que se pagaría por Espora-Avellaneda. Otro pronunciamiento de Elido Scian, fue la categórica afirmación de que por Ley nacional, no está permitido abrir una barrera alternativa –ni tampoco provisoria- en la calle Zapiola (por su cercanía a una avenida paralela a las vías) contradiciendo nuevamente lo anunciado por la Secretaria de Obras Públicas.

Finalmente, fue el propio Intendente Municipal quién, supliendo la notoria falta de cintura política de sus funcionarios y oficiando de experimentado moderador, propuso un nuevo encuentro para aproximadamente dentro de diez días, dando por finalizada la reunión de esa noche, cuando se producía una encendida discusión entre el ingeniero Scian y el Asesor Letrado del Municipio, doctor Luis Valenga.