Header Ads

SE DEFINE EL CULEBRON DEL HOSPITAL

(19/08/2010)- No obstante los alarmantes anticipos que se dieran a conocer con la fecha y hora del remate del hospital “Julio Méndez” para el día 1 de Septiembre y la no menos alarmante noticia reciente de la caída de la Sesión en la Cámara de Diputados de la Provincia del jueves 19 de agosto, donde se debía votar la Ley de expropiación y su incorporación a la Red Hospitalaria del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. La situación pareciera volver a fojas cero.
Sin embargo, de fuentes directas de la Cámara de Diputados de la Provincia de Bunos Aires, pudo saberse que la postergación de la Sesión –para la semana siguiente- no pone en peligro el tratamiento del tema “Hospital de Bernal” ya que las mismas fuentes aseguraron que este proyecto tiene Despacho favorable de Comisión, cuenta con la conformidad del Ministerio de Salud y está incluido en el Orden del Día para la Sesión postergada, además de haber sido consensuado favorablemente con la mayoría parlamentaria.
Por otra parte, el profusamente anunciado (y no desmentido) remate deja algunos puntos para el análisis. Faltando pocos días para la fecha señalada, no se encontraron publicaciones de los edictos de rigor en los medios locales, no ha trascendido la identidad del rematador designado, ni tampoco han aparecido publicidades ni fue puesto cartel alguno en el frente de la propiedad. Esto, para algunos observadores, podría tener dos lecturas; que la subasta podría realizarse en sede de algún Colegio de Martilleros, dentro de cierta reserva, como se sabe habría ocurrido con otros remates judiciales o por el contrario, estaríamos ante una postergación de la medida judicial, también tomada en silencio.
Todo esto, resulta un conjunto de situaciones que dan lugar a muchas suposiciones y producen incontables rumores y charlas de pasillo, como el cerrado silencio del Presidente de la subsistente entidad “Policlínico Central…” Sergio Prina, de quién se dice estaría realizando interesantes gestiones paralelas a la postergada acción legislativa provincial.
Sea cual fuere el resultado, en pocos días mas, este dilatado “culebrón” que desde muchos años atrás viene poniendo en juego la salud de los mas necesitados, llegará a su inevitable final. Es de esperar que esta vez triunfen los intereses de todos los vecinos.