Header Ads

OLIVARES ACEPTO QUE EL MUNICIPIO SE SOMETIO A EXIGENCIAS DEL SINDICATO DE CAMIONEROS

(5/08/2010)- El Secretario de Medio Ambiente, Claudio Olivares, resultó poco convincente respecto al traspaso del Servicio de Recolección de Residuos domiciliarios a la empresa Covelia.
Como se recordará, en una gacetilla oficial del 4 de junio último, este funcionario enfatizó en la afirmación de los grandes beneficios económicos, consistentes en un 25 y 30 % de ahorro para el erario municipal que arrojaría la decisión tomada (en ese momento) de municipalizar los Servicios, en caso de que la hasta entontes empresa prestataria Cliba, cumpliera con su anuncio de retirarse antes de finalizado el contrato de prestación.
Pasado poco más de un mes, precisamente el 31 de julio, la empresa Cliba se retiró y el Municipio de Quilmes, lejos de cumplir lo afirmado por su Secretario de Medio Ambiente, traspasó el contrato a la empresa Covelia, incluyendo en él un reconocimiento del 15 % para el Sindicato de Camioneros.
Ante la reacción generalizada, fue el mismo Claudio Olivares quién salió nuevamente a intentar aclarar con una dicotomía dialéctica que poco favor le hizo al propio Intendente Municipal.
Este funcionario no vaciló en sostener que, lo que él mismo había anunciado como decisión tomada en el mes de junio, “no se pudo realizar porque no lo quiere ni lo permite el Sindicato de Camioneros…” dejando al Intendente Gutiérrez en una incómoda situación de sumisión ante el poderoso gremio de la familia Moyano.
Además, volviendo a las afirmaciones de junio, para la administración municipal habría sido prioritario salvaguardar la afiliación sindical y los niveles salariales de 192 trabajadores, que defender -como lo había anunciado con porcentajes de beneficios- los intereses económicos de aproximadamente ochocientos mil habitantes del Distrito de Quilmes, apareciendo esta medida como una fácil salida y poco entendible forma de hacerse cargo de los derechos de trabajadores que no pertenecen a la Municipalidad, relevando de las leyes indemnizatorias y obligaciones de reubicación a la empresa que los tenía incorporados.
Y a la vez que se dejan de lado los beneficios antes decididos en favor de los contribuyentes de Quilmes, también se coloca al Sindicato de Camioneros por encima del Sindicato de Trabajadores Municipales de Quilmes, posibilitando para el gremio moyanista, beneficios jamás otorgados a los trabajadores del Sindicato Municipal.
A todo esto, cabe recordar también que existe una causa penal en la que se investigan presuntas irregularidades en el pliego de licitación que derivó en la contratación de Cliba como prestadora del servicio, que ahora, sin licitación, ha pasado Covelia. A lo que se agrega un pedido de informes de la oposición en el H.C.D. con reserva de interpelación al Intendente Municipal. Además, resulta altamente llamativo que la Secretaría de Prensa, que citó a esta conferencia en tiempo y forma, no diera a conocer ninguna gacetilla sobre lo declarado por el Secretario de Medio Ambiente.