LA UNION INDUSTRIAL DE QUILMES EMBARGADA Y CUENTAS TRABADAS



 (18/10/2019)- El reciente embargo trabado por ARBA a la Unión
Industrial de Quilmes, por la suma adeudada de 237.000.000 de pesos, pone en total  descubierto, la situación irregular que desde tiempo atrás se viene registrando en la  ahora, desprestigiada Entidad, presidida por el cuestionado Horacio Castagnini, principal responsable, junto a  Ignacio Carpintero,  señalado como supuesto cómplice.



El embargo  trabado es por la falta de pago de los impuestos inmobiliarios del predio donde funciona el Parque Industrial de Quilmes (Camino Gral. Belgrano y Linch- Bernal Oeste).
Pero además, el Juzgado Contencioso Administrativo  Nro.1 de Quilmes, a principios del año, ordenó el embargo de las cuentas de la UIQ, en el Banco Credicoop, donde se le retuvieron  ochenta y dos mil pesos, que quedaron a disposición de la justicia, en una causa donde se le demandan cuarenta y dos millones de pesos.


Cabe destacar que Castagnini, en una única entrevista que concedió a “Perspectiva Sur” negó la situación y afirmó: ““Es una malintencionada campaña periodística tendiente a llevar intranquilidad a los trabajadores de las 140 empresas que lo integran”, con lo que pretendió utilizar a los trabajadores, como escudo de la mala administración que lo tiene como principal responsable.