Header Ads

PUJA POR EL PREDIO ELEGIDO PARA EL HOSPITAL UNICO


(26/09/2017). Las ofertas de Aníbal  Fernández para construir un barrio privado y del hipermercado Jumbo, compiten con la del intendente Molina para el futuro Hospital Unico de Quilmes.
A pesar del marcado interés por las casi treinta hectáreas de avenida La Plata, entre Laprida y Gutiérrez, su propietario y único heredero dice que no piensa vender  y se muestra insensible ante los muchos millones que podría percibir.
El histórico “campo de los alemanes”, propiedad de Enrique José Multerer, cobra inusitada actualidad porque entró en la mira de las autoridades para construir allí el proyectado Hospital Unico de Quilmes, una obra del gobierno nacional, presupuestada en 94 millones de pesos,  pensada para atender a la salud pública, bajo un programa de excelencia médica.
Luego de una entrevista que se mantuvo en reserva, entre Martiniano Molina y Multerer, el heredero recibió a BERNAL.ES y afirmó no tener interés en desprenderse de su propiedad, en la que vive rodeado de sesenta vacas, terneros, cabras, lechones, gallinas, gansos, patos, flamencos y hasta un ñandú.
En amable charla, Enrique, de 78 años, con hablar pausado y cordial trato, expresó que no tiene interés en salir de ese lugar y que no lo tientan los millones de que le ofrecen. Como pensando en voz alta, agregó que  por su cabeza giran ideas de donar todo a la Escuela Agraria  (situada frente a su campo) con la condición de que preserven a sus “vaquitas”  y demás animales.  También deslizó la posibilidad, aunque muy vagamente, de contraer matrimonio con una mujer, cuya identidad  mantenemos en reserva, “para que herede todo esto...”.
Respecto al ex intendente y ex ministro, Aníbal Fernández, dijo que le ha ofrecido hasta treinta millones de dólares, en nombre de un grupo económico, para construir en ese campo un barrio cerrado.  Tras esta afirmación, Multerer agregó; “Aníbal  viene aquí y me llama por teléfono... lo conozco desde hace muchos años...”.
Consultado sobre la entrevista  que mantuvo con Molina en la Casa de la Cultura, con cierto sentido del humor, dijo haber sido convidado con un magro cafecito y confirmo que recibió una oferta por el predio, pero no deslizó ningún monto.  A la pregunta de que si volvería a reunirse con el intendente, también con marcado humor dijo “...si me cocina una buena pizza sí”. 
También dijo que el Hipermercado Jumbo  “hace mucho que me quiere comprar todo...”   
Otro aspecto no menos destacable, y que a Multerer  le mereció el mismo desinterés que la venta, es la intrincada situación ante el fisco. El Estado aún le debe el pago por la expropiación de dos hectáreas, en las que se construyó la rotonda donde se cruzan la  avenida La Plata, y la calle Martín Rodríguez, pero también hay una deuda que esa propiedad mantiene por impuestos y tasas, que rondaría los tres millones de pesos. Ninguna de estas situaciones pareció preocuparle en absoluto. Tampoco la posibilidad de que el Estado pueda expropiarle parte del predio (aproximadamente diez hectáreas) para construír el proyectado Hospital Unico.
 A todo esto, en distintos lugares del amplio predio, hay inquilinos  con instalaciones cuyas habilitaciones  podrían ofrecer  dudas.