Header Ads

DETENIDOS REALIZAN MURAL PARA JARDIN MUNCIPAL


(20/09/2017). Alumnos de la Unidad Penal 32 de Florencio Varela realizaron un mural de cerámica para el Jardín Municipal San Ambrosio.
 Autoridades de la Secretaría de Cultura y Educación del Municipio de Quilmes, junto con la profesora Miriam Bevardo de Talleres Barriales, reconocida ceramista, participaron de la inauguración, en el cual, los chicos pudieron disfrutar de un show de magia en el parque del jardín, que entretuvo a docentes, padres y chicos con sus trucos y propuestas.
La construcción del mural es la conclusión de un proceso que los detenidos vienen realizando en el espacio de arte y cultura que desarrollan en esta unidad, bajo la coordinación de la Profesora Miriam Bevardo,  quien se acerca semanalmente a la unidad para enseñar a los detenidos esta técnica.
Ariel Domene, Secretario de Cultura y Educación, consideró “estamos convencidos de lo importante que es la transformación del proceso educativo y embellecer el hábitat donde los chicos se educan para nosotros es una obligación. En este caso lo hacemos articulando con la provincia de Buenos Aires que viene trabajando con las personas privadas de su libertad a través del arte y nos parece simbólico que sea en un jardín, ya que estamos convencidos que si los ciudadanos reciben más y mejor educación desde temprana edad, vamos a necesitar más jardines y menos cárceles. Celebramos este evento y ya nos comprometimos a embellecer todos nuestros jardines municipales con estos hermosos murales”.
Gabriela Ríos, Jefa del Departamento Cultura del SPB remarcó que “Miriam concurre hace siete años a la unidad 32 con su taller de cerámica a través de la secretaría de cultura y hace un trabajo excelente, en este momento está participando de una bienal internacional de arte, ha ganado muchísimos premios a través del servicio penitenciario y ésta es una más de las actividades solidarias que se realizan desde la cárcel a través de un programa llamado Solidaridad desde el corazón de la cárcel, en este caso, con los jardines municipales y con la idea de llevarlo al resto de los jardines”.

Miriam Bevardo sostuvo que “los verdaderos protagonistas son mis alumnos, que fueron guiados, pero ellos realmente hicieron el mural solos. La idea fue observar figuras de Joan Miró y de ahí abstraer, formar e inventar otras y de ahí resultó el mural con formas abstractas para que los niños puedan imaginar a través del mural”.