Header Ads

AMENAZA Y ATENTADO NARCO AL PADRE JORGE


(30/08/2017). El cura Jorge Cloro, de la parroquia Espíritu Santo, en el barrio IAPI de Bernal Oeste sufrió un atentado al automóvil en el que se transladaba en las cercanías de la rotonda de Pasco.
Al auto le reventaron tres neumáticos en forma simultánea  y el sacerdote verificó que todas las cubiertas tenían tajos que habrían sido realizados con objetos punzantes,  “Lo que pudo terminar siendo una tragedia, gracias a Dios no lo fue”, dijo Jorge Cloro.
El martes 29 de agosto, dos personas en moto interceptaron a un agente pastoral de la parroquia y le dejaron un mensaje para el padre Jorge Cloro, párroco de la Parroquia Espíritu Santo y actual delegado episcopal de la Pastoral de Adicciones y Drogadependencia de la Diócesis de Quilmes. La amenaza verbal decía: “Gordo, que no se metan con la calle. Decile al cura que solo haga misa”.
El Obispado quilmeño, relaciona todos estos hechos con el trabajo que viene realizando el cura Jorge Cloro en Bernal Oeste, y sus esfuerzos para detener el avance de la droga con  trabajos de prevención y contención de jóvenes que se encuentran en situación de consumo problemático.
  La tarea del padre está  orientada a “atender a los jóvenes que se encuentran en las esquinas de nuestros barrios consumiendo drogas.”  Informó el Obispado y agregó “No es la primera vez que miembros de nuestra Iglesia diocesana son amenazados por trabajar en la prevención y la atención de personas con problemas de adicciones. Sabemos de la metodología de los narcotraficantes, quienes se esconden en nuestros barrios, matando literalmente a nuestros jóvenes. Genera indignación que, realizar acciones en favor de los jóvenes, se vean truncadas por estos actos “mafiosos” que, por el contrario, no hacen más que afirmar la continuidad de nuestras estrategias que demuestran lo acertado de nuestras acciones de prevención y asistencia.”