Header Ads

EL MERCADO DE LOS VOTOS


      
(23/06/2017 – CARTA DE LECTOR- en relación a la nota MOLINA AL ESTILO DE CRISTINA) - " Esto es sólo un ejemplo más de la vergüenza y bochorno que nos hace sentir el sistema   de elecciones que rige en nuestro país.
 Ninguno es postulado ni elegido por los ciudadanos.  Y son los que llamamos nuestros representantes,  sin darnos cuenta que en realidad son representantes de los grupos políticos que se pelean por tener el poder, definiendo ellos a quienes poner como candidatos ya que la ley y el sistema se lo permiten.
 Total, qué importa, si los ciudadanos no somos más que clientes cautivos del mercado de los votos
Si hasta ahora las llamadas PASO eran algo poco comprensible, a las que acudíamos aún con mayor o menor sospecha de que no servían para nada, sino para conveniencia y especulación de dirigentes políticos (con costo a nuestro cargo), en esta oportunidad queda más que claro su inutilidad.
 Ni quienes las impusieron,  ni sus sucesores, practican suS postuladoS y ni hablar de todos aquellos que también participan en el mercado de los votos (y las seguimos pagando). 
¿De qué nos vamos a asombrar entonces de lo que intenta hacer el intendente?.  Su impunidad es total, ya que la ley no se lo prohíbe y quienes intentan que no lo haga, es para hacerlo ellos  mismos.
La consecuencia, vaya mal o bien el país, va a ser siempre la misma: nunca  vamos a aprender a vivir responsablemente en democracia (gobierno del pueblo para el pueblo) si no podemos elegir nosotros a los postulantes para los distintos cargos legislativos y hacernos cargo de ello. 
Si existieran organizaciones políticas (partidos, frentes, alianzas) que a través de sus afiliados eligieran a los postulantes surgidos de elecciones internas (con la legitimidad exigida) y después de que ellos hayan hecho sus respectivas campañas en el llano, podríamos decir que daríamos nacimiento a la cultura de la práctica política y democrática del pueblo.
Y algún día podremos decir con convicción que el país es gobernado institucionalmente, no en forma personalista y que el pueblo delibera a través de su representantes en quienes depositaron su confianza y a quienes podrán exigir explicaciones de lo que hagan. Saludos", Luis Hermida.