Header Ads

LOS PASILLOS DE ITATI



(13/03/2017)- No se trata de estigmatizar, sino de dar la cara a la realidad que nos toca vivir.
 Sin menoscabar la labor de los policías que el sábado 11/03 se tirotearon y detuvieron a un ladrón en la calle Ayacucho y Misiones, no debemos callar que –una vez más- el resto de la banda logró escapar internándose en “los pasillos de Itati”.

Ese, ahora Barrio Itatí que está recibiendo una promocionada atención municipal, sigue teniendo los mismos “pasillos” de cuando era la desatendida “Villa de emergencia”.  Es usado como eficaz refugio y es el lugar donde a la policía se le escurren los delincuentes.
Entonces, cabe reflexionar; si el municipio entra a pavimentar, a iluminar, a llevar servicios de salud, asistencia social, a instalar una Subdelegación Municipal, etc., que es lo que hace la policía, no entra?.
Como es que los delincuentes “desaparecen” en esos pasillos habitados por humildes y honestos ciudadanos que, como es sabido, son habitualmente sometidos por quienes los usan para  esconderse.

Itatí es ahora un barrio que creció en cuanto a cantidad de habitantes, pero no creció en superficie, sigue teniendo los mismos límites de siempre;  el acceso sudeste y las calles  Levalle, Montevideo y Ayacucho. Si lo observamos en el plano catastral, tiene una extensión de seis cuadras por la calle Levalle, nueve cuadras por la calle Montevideo, doce por la calle Ayacucho y al Norte el Acceso Sudeste. Es tan grande como para que la policía no pueda?
Donde está el motivo por el cual ahora, que oficialmente nos informan que hay mayor cantidad de efectivos, más vehículos, armamento, tecnología y capacitación; las fuerzas del orden son incapaces de atender ese sector de Bernal,                                                                       Como es que teniendo el municipio su propia Policía Local, no brinda seguridad interna  a este barrio y sí le brinda los otros servicios?            

No se trata de estigmatizar, pero sí de reclamar en lo que hace a la seguridad.  Los desprotegidos habitantes honestos del Barrio Itatí no son menos que los de otros barrios y los de afuera de ese barrio no merecen ser víctimas de robos y asaltos por quienes se esconden en los pasillos de Itatí...