Header Ads

El adiós a Plácido “tito”Donato

  
La muerte de Plácido Rosario Donato enluta a las letras quilmeñas. Se fue un enorme autor, escritor, periodista, poeta y comisario de la policía federal. Quedaron para siempre sus libretos de “División Homicidios”,  “El hombre que volvió de la muerte” y “Libertad condicionada”.

http://www.quilmesadiario.com.ar/imagenes/rayita_optim2.gif
Plácido Rosario”tito” Donato, falleció el jueves 7/07. Había nacido en Quilmes en 1934. Hijo de una madre ultracatólica y de un padre socialista, fue guionista de historietas para el dibujante Torino ; “El Conventillo de Don Nicola”, “Barrabás” ,” La Barra de Pascualín” y otras.  También fue cuentista de novelas rosas para revistas femeninas.

Según comentó en algún momento; “ por un problema económico ingresé a la policía, donde encontré un mundo alucinante, nada presagiado, definitorio en la relación con los demás y con la literatura".
El programa de televisión “División Homicidios” que protagonizara José Slavin como el inspector Baigorri, le permitió recibir el premio San Gabriel y el Cruz de Plata Esquiú.
De igual forma se lució con los libretos de “El hombre que volvió de la muerte” con el mítico Ever Van Hest  interpretado por Narciso Ibañez Menta  y “Libertad Condicionada”  con Camila Perissé.
Fue directivo de ARGENTORES, donde ocupo el cargo de  vicepresidente  durante los mandatos de Alberto Migré y Roberto Cossa .
En la poesía demostró la maestría para describir los sentimientos, incluida la aventura de recrear los cuadros de Pablo Picasso con poemas de su autoría.
En el libro “Confesiones de un Comisario” pudo comprender y mostrar parte de una realidad de “...esas personas a quienes algunos llaman la cana y otros las fuerzas del orden,  sin detenerse en ningún caso a pensar que no son ni mejores ni peores que los demás...".
A su velatorio, realizado en la Capital Federal, asistieron personalidades  de la cultura, el arte, autoridades policiales, personal de todas las jerarquías, amigos de Argentores, muchos amigos personales y admiradores de sus trabajos..
Siempre se mostró quilmeño de pura cepa. ¡cómo no recordar sus inolvidables! “Crónicas desde abajo del asfalto”, relatando anécdotas de su barrio, La Colonia (ahora Quilmes Oeste) en las primeras décadas del siglo anterior). Se nos ha ido el querido amigo tito, sin que la ciudad llegara a tiempo para brindarle en vida,  el merecido homenaje a su obra, su talento y su hombría de bien.
A su velatorio, realizado en la Capital Federal, asistieron personalidades  de la cultura, el arte, autoridades policiales, personal de todas las jerarquías, amigos de Argentores, muchos amigos personales y admiradores de sus trabajos.   En su sepelio hubo una guardia de honor de la policía federal para despedir al comisario que se fue a contar historias al cielo.           Eduardo Menescaldi