Header Ads

EL CULEBRON DE LOS BAJO VIAS


 

(22/10/2013)- Transcurridos ya doce días desde la apertura de la licitación del bajo vías en Espora-Avellaneda, nada se sabe oficialmente sobre la “comisión” que deberá determinar a cuál de las empresas participantes se le adjudicará la obra. Si bien es de público conocimiento que, tal como lo apuntaban los rumores previos,  la oferta más baja fue la presentada por “Fontana-Nicastro”, ésta, como las demás empresas, deben cumplir con diversos requisitos que, en conjunto hacen al puntaje que en definitiva sirva para su adjudicación.

Mientras que oficialmente se guarda silencio, en los pasillos surgió el comentario de la soledad en la que se encontraría la señora Secretaria de Obras Públicas, a la hora de firmar esa adjudicación.

Algunos observadores, relacionan estas instancias, con las “extrañezas” registradas en la actitud de la Asesora Letrada, durante el desdoblado acto de apertura de sobres y la ausencia del intendente en las dos oportunidades.

Sumado a esto, también trascendió que el plano que contiene el pliego para la licitación del bajo vías de Don Bosco, sería el viejo proyecto de “Somelson y Asociados”, pero en el cuadrante de su carátula figura como perteneciente a la Secretaría de Planeamiento y Obras Públicas de la Municipalidad, con la firma de la señora Secretaria.

También, en este culebrón extendido, aparecen otra vez los “vecinos autoconvocados” que, no habiendo recibido respuesta del municipio a la impugnación  de la obra en Espora-Avellaneda,   dirigieron  sus denuncias al propio Ministro Randazzo, mediante una nota que entró en el Ministerio del Interior y Transporte el día 18 del corriente mes de octubre.