Header Ads

EL BASURAL DEL MICROCENTRO


 

(14/09/2012)- En una nota aparecida hoy en el diario “Perspectiva Sur” se muestra la patética situación de falta de higiene pública que reina en el Distrito de Quilmes. Mientras que en las zonas céntricas, los contenedores de residuos domiciliarios se ven desbordados y la basura diseminada por el piso, camiones de la Municipalidad la van recogiendo ineficientemente y en lugar de enviarla directamente al Ceamse, la depositan en los terrenos del lado oeste de la estación del ferrocarril, en pleno centro de la ciudad.
La fotografía publicada por el citado medio es por demás elocuente. Ya no se cumple en lo más mínimo con aquellos promocionados programas de contenerización y separación de la basura para su eficaz reciclaje. Un basural a cielo abierto en el lugar mas poblado, casi rozando las vías del ferrocarril, donde los trenes se detienen, y a escasos doscientos metros de la calle peatonal, con muchas toneladas de residuos de toda índole, representa un límite de insalubridad jamás imaginado y una vergonzosa desidia municipal, a la vez que una seria amenaza para la salud pública, en la que las autoridades provinciales o nacionales deberían intervenir rápidamente.
De esta inadmisible falta nadie se salva. El Intendente en primer lugar por ser la máxima autoridad, el titular del área de medio ambiente, los integrantes de un Concejo Deliberante en nada honorable, donde reina un silencio cómplice y el resto de los funcionarios que aun pisando la basura, concurren a ocupar cargos altamente remunerados y en algunos casos sin desempeñarlos.
Esta corrupción, en Quilmes, ha llegado a su punto límite. La basura diseminada por las calles y este basural creado por los camiones muncipales en pleno centro de la ciudad, no da para mas comentarios. Solo resta el ruego a las autoridades provinciales o nacionales, para que salve al pueblo de Quilmes de una tragedia sanitaria.  NORBERTO GIALLOMBARDO