Header Ads

RECHAZAN EL FIN DE LAS REUNIONES



Un comunicado de la Agrupación Vecinos Unidos de Bernal Sud, condena la medida de anular las reuniones de la Comisión Municipal de Seguridad

(22/07/2012) -El documento vecinal, emitido el 28 de junio, expresa: “Los vecinos queremos ser enfáticos y expresar nuestro más enérgico rechazo a cualquier intención o maniobra que pretenda discontinuar o disolver la Comisión de Seguridad. Sabemos que la Comisión, por su propia naturaleza, no podrá funcionar eternamente, pero tampoco aceptamos que sea por dos meses y se cierre con esta batería de proyectos de ordenanza, que en principio acordamos (aunque no fuimos convocados para leerlos y observarlos). Los proyectos contribuirán, pero es necesario avanzar y delinear un plan estratégico que aborde a la inseguridad y al delito de manera integral, a partir del trabajo de funcionarios, especialistas y vecinos. La inseguridad en Quilmes reviste situación de crisis, y no se tolera esta demora ni esta falta de convocatoria a las reuniones de la comisión. Esta comisión, que cuenta con una fuerte presencia y compromiso vecinales, deberá continuar funcionando y profundizando su labor por mucho tiempo más, hasta tanto la tendencia delictual en Quilmes cambie y nuestro Distrito sea un lugar más hospitalario para vivir.


Nos parece lamentable y desafiante que el Intendente Francisco Gutiérrez, en cada oportunidad mediática que tiene, reafirme su vocación de trabajo y el compromiso con la seguridad, pero en los hechos, ni él responde petitorios, ni tuvo nunca ningún acercamiento con los vecinos ni las asambleas, ni asiste a la reunión del deliberante (que dice apoyar), ni sus funcionarios tienen la continuidad necesaria ni la coherencia en el trabajo, ni sea capaz de intervenir enérgicamente en la subsecretaria de seguridad ciudadana. Entregar patrulleros con una importante cobertura mediática, y pronunciar discursos de ocasión, no está a la altura de la gravedad del problema. Cuando los vecinos de distintas zonas vienen permanentemente denunciando que no se nota un cambio sustancial en la vigilancia policial, a pesar de los refuerzos. Si bien la policía es responsabilidad de provincia, el municipio puede acordar una estrategia común con los uniformados.


La actitud del Departamento Ejecutivo no sólo es lamentable, sino además preocupante por tratarse de quienes tienen máximas responsabilidades en las políticas locales. Frente a la gravedad del problema, en el que están en juego vidas humanas y un conjunto de derechos humanos básicos, esta actitud merece nuestra condena. Cuando el intendente decida asumir el problema y decida cambiar la actitud frente a la ciudadanía y convocar a las asambleas de todo el partido de Quilmes para trabajar en conjunto como corresponde en una verdadera democracia, las asambleas de autoconvocados estaremos presentes. VECINOS UNIDOS BERNAL SUD”