Header Ads

ES LA CALLE YAPEYU...

(9/04/2017)- De noche por la deficiente iluminación y de día por la deficiente vigilancia, una calle del microcentro de Bernal, es zona de alto riesgo, donde a cualquier hora, los ladrones actúan con absoluta tranquilidad asaltando a transeúntes, robando automóviles  mediante “salideras” o “entraderas” vaciando viviendas y atacando a sus moradores, también con roturas de rejas y puertas.
Es la calle Yapeyú, entre Don Bosco y Avellaneda,  tres cuadras de irregular longitud, cuyo punto central es la intersección con la calle 9 de Julio.
  Una parte de ese tramo (entre Don Bosco y 9 de Julio)  sufre  además, la desatención  del Organismo de Servicios Públicos de la Municipalidad;  desde el 15 de octubre de 2015 los vecinos vienen reclamando por el recambio de las  viejas luminarias  que datan de cuarenta años atrás (ver expediente 4091-19841-R-2015).                                                       Ante la falta de respuestas, luego del cambio de gobierno, el 17 de mayo de 2016,  reiteraron el pedido.
   El 25 de octubre de 2016, recibieron una inentendible citación del Municipio para que se notificaran de la “solución al pedido de recambio de luminarias”, cosa que no se había realizado ni tampoco se hizo hasta el cierre de esta nota. Para mayor sorpresa, el 16 de Noviembre de ese mismo año, otro memo municipal les notificaba por segunda vez la realización del trabajo no realizado.
Ya en 2017 (2 de marzo) los vecinos realizaron otro pedido con carácter de “muy urgente” (expte. 4091-5458-R-/17)  ante la continuidad de los asaltos, solicitando protección para salvaguardar los bienes y la integridad física . Pidieron la instalación de una alarma vecinal, patrullaje permanente, reiteraron el recambio de las viejas luminarias, instalación de cámaras y toda medida  de seguridad que corresponda. Nada de lo solicitado  ha tenido respuesta .