Header Ads

QUILMES YA TIENE SU “MARIA JULIA”


 
(21/10/2014-fuente QUILMESADIARIO)- El Tribunal Oral 2 de Quilmes, condenó a la ex concejal justicialista, Liliana Lutteral y a su esposo, Jorge Tévez, a tres años de prisión en suspenso, por el cargo de manejo indebido del dinero municipal, en una causa por empleados “ñoquis”.
El entonces barrendero de la comuna y apoderado de aquellos empleados, Jorge Rodríguez y el ex Director de Peronal durante la gestión Geronés, Luis Pissano, fueron absueltos.
http://www.quilmesadiario.com.ar/imagenes/rayita_optim2.gif
Además, Lutteral recibió la pena de inhabilitación  permanente para ejercer cargos públicos. Por otra parte, los cuatro acusados fueron absueltos del cargo de “asociación ilícita”. No obstante, la ex dirigente justicialista, deberá devolver al Municipio “el dinero extraído indebidamente”.
La causa que involucra a Liliana Lutteral y su esposo, Jorge Tévez, se inició en 2004, cuando Rufino Cisneros, familiar de la ex concejal, denunció públicamente estar nombrado, de forma irregular, como empleado del Municipio.
Cisneros tomó conocimiento de esta situación cuando recibió un telegrama de despido, enviado por la Comuna. Al advertir irregularidades en el caso, denunciaron la situación en los medios de comunicación zonales, a la vez, que iniciaron la causa por “ñoquis”, representados por la doctora Mónica Frade.
Poco tiempo después, y luego de un encuentro que mantiene con Lutteral y Tévez, la esposa de Cisneros (prima de Teves) cambia sus declaraciones e indica que Rufino sufre de insania mental, motivo por el cual, respaldada por la defensa de Lutteral, consigue la “curatela” por la que se constituye como apoderada de Cisneros.
Durante nueve años, Rufino Cisneros, quien abrió la causa a la que se sumarían luego, tres acusantes más de la familia Tévez, mantuvo la misma versión de los hechos, donde indicaba haber sido nombrado en un cargo que no desempeñó y por el que no recibió sueldo alguno.
Según lo declarado por su ex abogada, la doctora Mónica Frade, quien abandonó su representación, luego de que la defensa de Lutteral consiguiera la “curatela” para Cisneros.“después de que se suspendiera el juicio oral y público previsto para agosto y se realizara a finales de septiembre, Cisneros cambió su declaración y apeló a su “insania” para justificar los olvidos y la nueva versión de los hechos
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .