Header Ads

BAJO VIAS DE AQUI Y DE ALLA



(1/09/2014)- La falta de información en tiempo y forma y la discriminación a los medios que preguntan e investigan, vuelve a manifestarse con los detalles logrados a través de fuentes “de pasillos” donde se pudo saber que en Don Bosco, luego de haber aceptado el rechazo vecinal al proyecto original, modificando el trazado del bajo vías en esa estación, el trámite se encuentra en las últimas instancias administrativas. Lo que no ha trascendido a los pasillos son los detalles de la modificación del trazado, ni tampoco el monto del presupuesto actualizado. Como se recordará, el bajo vías de Don Bosco, tuvo un trámite original en octubre de 2013, cuando fue licitado para un proyecto realizado por la Secretaria de Obras Públicas, por un presupuesto oficial de $ 66.119.969,52 y adjudicado a la empresa "De Armas-Vezzato por $ 75.955.380,45.
Mientras tanto,  la tala de los añosos aboles  cercanos a la estación Bernal sigue el curso previsto en la fría tecnología del proyecto y la construcción de bajo vías Espora-Avellaneda avanza.
 El tránsito por la calle Ramella (entre Crámer y Uriburu) se ajustó a los términos de una Ordenanza que data desde 2001 . El sentido exclusivo de Este a Oeste ya regía desde hace trece años, pero nadie la cumplió, todos callaron  y las autoridades de los gobiernos municipales, incluido el actual, miraron para otro lado hasta que estalló el reclamo vecinal.
Ahora que la necesidad de no demorar la obra urge a poner parches de emergencia, todo se ha revuelto. Quejas por desvíos inaceptables, rechazo a una barrera provisoria (calle Constitución), falta de previsión oficial al no prever otra alternativa ni actuar con claridad suficiente y una Secretaría de Obras Públicas que sigue fallando en las relaciones públicas, dando lugar al crecimiento de descontentos vecinales.