Header Ads

LA COSTA DE BERNAL ESTA EN PELIGRO

(25/07/2014)- La Asamblea vecinal permanente “No a la entrega de la costa” denuncia problemas urbano-ambientales e incumplimientos a disposiciones legales para la preservación de la zona costera. “La costa de Bernal nuevamente se encuentra en la mira de los problemas urbano-ambientales del distrito de Quilmes. La degradación de este bien natural es cada vez más alevosa, es un área declarada DOS VECES Reserva Natural por sus valiosos servicios ambientales. Tenemos, una primera declaración en 1996 la "Reserva Los Sauces" por Ordenanza Municipal 8255/96 Incorporada dentro de las Áreas protegidas de la Provincia de Buenos Aires (Fuente: Atlas Ambiental de Bs As: http://www.atlasdebuenosaires.gov.ar/aaba/index.php?option=com_content&task=view&id=186&Itemid=69&lang=es), que abarca el frente costero de Bernal. Y una segunda declaración, en 2002, que contempla la costa de Bernal, Don Bosco y Quilmes (Ordenanza Municipal 9508/02). Hoy este valioso espacio se encuentra en peligro no sólo por el mega-proyecto urbanístico que impulsa el Intendente de Quilmes Francisco “barba” Gutiérrez, llamado Nueva Costa del Plata, sino también por el manejo y disposición negligente de los residuos que realiza la gestión. Luego de múltiples denuncias por el basural clandestino iniciado por una empresa de volquetes en el humedal de la colectora de la Autopista Bs. As.-La Plata, y tres clausuras del OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable), prosigue su relleno que ya alcanzó los 6 m. de altura. Este humedal tiene la importante función de recibir el desagüe pluvial del centro de Bernal y su relleno agravará las inundaciones. A su vez, el Municipio ingresa restos de poda al CEAMSE, pese a estar cerrado desde 2004, haciendo ilegal el ingreso de cualquier tipo de residuos al predio. Al mismo tiempo, AySA está realizando un desmonte alarmante sobre la calle Espora, que viola la Ley de Bosques, sin presentar ningún informe al respecto”. La costa de Bernal, como bien natural, es propiedad de todos los quilmeños -no de una gestión municipal-, esta zona fue declarada dos veces Reserva Natural (años 1996 y 2002”. Aun así, nunca fue gestionada como tal. Lo que sí sucede en otros municipios que poseen reservas naturales municipales (San Isidro y Morón). Su degradación generará mayores inundaciones y perdida de la calidad de vida, ya que entre sus servicios ambientales a la comunidad se cuentan: amortiguación de las crecientes del Río de la Plata y los vientos huracanados, oxigenación del aire, descontaminación del agua, regulación de la temperatura, además de ser reservorio de paisaje nativo con atractivo turístico. Tenemos leyes que protegen nuestros bienes naturales, pero quienes son los encargados de velar por su cumplimiento son los mismos que las violan, en perjuicio de todos los habitantes”.